lig tv izle
justin tv

Alteramerica

Blog en Monografias.com

 

Retos de la Universidad

Ante la tendencia a convertir la universidad en una empresa o en una rama de la investigación militar (Henry Giroux), conviene que la transformemos en un espacio privilegiado de reflexión crítica sobre la sociedad, así como en una fuente de generación de propuestas y proyectos alternativos.

Ante el aislamiento, la fragmentación interna y la crisis de legitimidad de la universidad (Boaventura de Souza), debemos asumirla como un espacio de diálogo creativo con la sociedad toda, nacional e internacional. Para ello, tenemos que convertirla en una red de redes, capaz de fecundar todo el sistema educativo, y articularse con las misiones.  Asumiremos que hay que llevar la inclusión más allá del logro de un cupo, y abrir todas las posibilidades de acreditación y reconocimiento de aprendizajes (así provengan estos tanto de la educación escolarizada, como de vivencias comunitarias o de trabajo institucional). Y abrir cada vez más carreras, cursos, postgrados, talleres en espacios escolarizados y en el resto de la sociedad, con alta pertinencia social y grandes fortalezas académicas.

Ante la verticalidad en las relaciones personales, y la toma de decisiones enclaustradas, en las universidades, nos conviene abrir (hacia adentro y hacia fuera) múltiples espacios horizontales de reflexión y construcción de formas de contraloría social, que integren estudiantes, docentes, administrativos y obreros.

Ante la forma positivista, fragmentaria, individualista y mercantilista de generar conocimiento, hemos de plantearnos convertir la universidad en un espacio de generación y difusión compartidas de saberes desde el diálogo y la articulación con las comunidades e instituciones. Asumir la creación de colectivos de investigación (en el sentido pleno del término) que incluyan no sólo a quienes hacemos vida universitaria, sino también a organizaciones comunitarias y gremios.  

Ante la tendencia de las universidades a aislarse del resto del país, y de intentar convertirse en especies de pequeñas repúblicas, exentas de rendir cuentas del dinero que les aporta el poder ejecutivo, nos hace afianzar la necesidad del estado docente, como tejido interinstitucional y eje orientador y articulador del quehacer educativo nacional.

Ante la rigidez, la verticalidad absoluta y el exceso de burocracia y de aislamiento, podemos pensar la universidad como un  sistema de aprendizaje permanente (autopoiético, al decir de Humberto Maturana). Un espacio institucional capaz de reinventarse a si mismo permanentemente, para lo cual ha de flexibilizarse cada vez más. Una fuente perenne de ensayo de  formas y estrategias innovativas, de proyectos alternativos más allá de los muros institucionales.

 

 

    Compartir este post en:
  • Facebook
  • Twitter
  • menéame
  • Delicious
  • Technorati
  • Digg
Sin categoría

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda