Alteramerica

Blog en Monografias.com

 

DEL MIEDO. CONVERSACIONES CON EL MAESTRO

Pienso un poco antes de preguntar:

-Maestro: ¿por  qué tenemos que andar por la vida  con  tanto miedo encima? Miedo de hacer las cosas, o de no hacerlas.  Miedo de lo que pueda pasar en esta sociedad tan llena de problemas.

El Maestro me mira silencioso. Prosigo:

-¿Cómo puedo enfrentar el miedo? ¿Cómo puedo vencerlo?

Ahora me responde:

-Tal vez imaginas que el miedo es un estado, una situación,  y no  un  ser dotado de vida propia. Si  fuese  un estado,  ¿cómo sacarlo de ti sin hacerte daño?

Aún confundido, suelto otro interrogante:

-Si el miedo es “algo” con vida propia, ¿podré enfrentarlo?

El Maestro, pleno de calma, contesta:

-No lo creo. El miedo es “algo” huidizo, que nunca da la cara. Perseguirlo para herirlo o matarlo, puede ser una acción vana.

-¿Qué debo hacer entonces? -digo.

El Maestro me dice:

-Tienes  dos  caminos: el miedo se ha instalado en  ti  porque encontró  la casa habitable. Se alimenta  de  otros seres  más pequeños. Piensas que el miedo se agarra fuertemente de tu yo, de tu  ego,  y  es cierto. Mientras más fuerte es tu  ”yo”,  más  se aferrará a ti el miedo. Tienes que seguir atacando y deteriorando ese “yo”. Tienes que abrirte por los cuatro costados. El miedo no resiste puertas y ventanas abiertas. Se irá.

-Ese es el primer camino -señalo-. ¿Y el otro?

Me dice:

-Una vez que vayas desalojando el miedo, deberás llenarte para que no regrese.

-¿Llenarme? -pregunto, asombrado-. ¿Con qué?

El Maestro concluye:

-Es bueno sembrar matas de rosa. Levantar jardines  frondosos, que vayan creciendo cada vez más hacia el cielo. Esos jardines no permitirán el regreso de las aguas malas.

Sin categoría

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom