Alteramerica

Blog en Monografias.com

 

¿POR QUE ASUMO LA MALA LECTURA?

Sin duda, leer puede ser una experiencia muy grata. Puede ser algo así como beber un buen vino, en las compañías más agradables. Pero también puede ser una increíble pesadilla, si es que alguna persona o institución intenta dirigirnos en el acto de leer, y, aún más, imponernos una interpretación.

Una buena lectura (y claro que estamos relativizando los términos) es aquélla donde trato de comprender correctamente un texto, y hasta trato de situarlo en el marco de tendencias y corrientes históricas ya bien identificadas por otros. Incluso, tendré en cuenta el momento histórico en que ha surgido la obra, y la psicología del autor.

Y es válida esta lectura. En mi trabajo académico me ha correspondido hacerlo, y he tratado de hacerlo bien. Quien haya osado leer otras entradas en este blog, se habrá dado cuenta de ello.

Pero ahora quiero hablar de la mala lectura. Claro que estoy tomando el término del escritor norteamericano Harold Bloom. Según este autor (y espero estarlo leyendo mal), la mala lectura se inicia como un error de interpretación, error ante los cánones literarios dominantes. Y ese error da un nuevo giro interpretativo al texto. Es un ejercicio que involucra todo nuestro ser (pensamientos, sentimientos, intuiciones). Se trata, entonces, de una lectura libre, creativa, donde no tememos poner a flote nuestra subjetividad y nuestros gustos estéticos. Diríamos que no leemos para saber, o para cambiar el mundo, sino para ser.

Esta forma de asumir la lectura me recuerda algo a la visión ascética del español Jorge Larrosa. Quiero entender que el lector es quien lleva las riendas de la lectura, y ejercita las interpretaciones en un proceso que le lleva cada vez más a una mayor plenitud.

Pero, para mí, estos puntos de vista no sólo aparecen en autores contemporáneos. La hermenéutica ha estado diciendo muchas cosas al respecto. Creo que esto aparece incluso en la Biblia. Desde mi adolescencia, me sacudió el siguiente párrafo del evangelio de Mateo: Porque a cualquiera que tiene, se le dará, y tendrá más; pero al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado. (13:12). Me asombraba verlo desde la visión mundana de los objetos físicos. ¿Al que tiene propiedades se le dará aún más? Entonces, ¿será cierto que los pobres serán entonces cada vez más pobres?

Entonces, se me ocurrió otra interpretación: No se trata de objetos, sino de Espíritu. El que cultive el espíritu enriquece su mirada en todas partes, todo lo que aprecie en la vida cotidiana le llevará cada día a un estadio superior. El que tenga mayor poder interpretativo tal vez disfrutará más cualquier lectura.

En fin, creo que la buena lectura puede ser necesaria en ciertas condiciones y momentos. Pero, si queremos crecer en la inmersión en textos, si queremos un mayor disfrute y placer, tal vez Harold Bloom nos ha señalado un camino muy interesante.

Sin categoría

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.

Comentarios

4 respuestas a “¿POR QUE ASUMO LA MALA LECTURA?”
  1. Ronald Ramirez Olano dice:

    Detenidamente analice el presente artículo y me parecio que aborda la tematica en cuestión de una forma real objetiva demostrando que existe dominio en el tema sus enfoque y presentaciones nos hace dislumbra lo dramatico de algunas situaciones que urgen a toda la américa hispana pero en definitiva tengo mis convicciones respecto al tema pero te felicito estimado colega .

  2. julio c valdez a dice:

    Gracias, Ronald, por tus palabras. Siento que más que dominar el tema, se trata de algo sentido, vivido por mí. Y que he querido compartir. Gracias por aceptar la invitación.

  3. Joise Morillo dice:

    Mi querido Julio, hay dos proverbios importantes por sabios

    El color de las cosas depende del cristal con que se mira
    No hay peor ciego que el que no quiere ver

    Mateo también dijo, no deis santidad ni perlas a los cerdos, porque puede que: ¡se vuelvan contra vos y os destrocen! La oración estructuralmente es sencilla y comprensible, lo difícil es, aprehenderla.

    Lo intentaremos así:

    1) Darle merito a quien supuestamente no lo tiene, y a la vez poder, de modo que exacerbando su mezquindad no reconozca vuestra benevolente intención.

    2) Tratar de enseñar a quien no quiere, mediante la coerción

    A. Del dinero
    B. Del miedo
    C. Fuerza

    Puede que el fruto se torne en vuestro detrimento.

    3) Gastar tiempo en entregar conocimientos y monedas en función de fomentar productos de bienes y consumo a entes que no tienen la menor idea de lo que se les está planteando que, además de instrucción necesitan: orientación, y adolecen de vocación de servicio, de modo que: no procediendo con el espíritu que el proceso debía ostentar , toda moción se vuelca en detrimento de quien la promueve

    4) Al no haber espíritu de cooperación, todo esfuerzo es vano y anti producente

    5) Si impartís conocimientos relevantes al vil, puede ser que su vileza, se vierta en contra de vos.

    Os ama
    Joise

  4. marianela bermudez leal dice:

    te leo y no sé, si en esta simpleza de tus palabras pueda miarme y mirar a los otros. Leer es una proeza en estos tiempos. A veces libros que parecieran escritos solo para el que los escribe y para quines el conoce. el lenguaje parece un cofre que aprisiona las ideas, no las devela. Y por otro lado, hay planteamientos tan intrascentes en esta vida orientada por el confort y el minimo esfuerzo. Hay causas sociales, mas alla de las obvias academicas que podamos debatir. Queremos que la gente lea y la pregunta más sencilla es el para qué. Los propósitos nuestros no son necesidades sentidas para aquellos que no son lectores frecuentes.Nos empeñamos en campañizar las bondades de la lectura pero esto, también es un asunto de forjamiento de conciencias y eso no tiene medida en tiempo. Celebro tu blog julio. Mil gracias por el espacio.



Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom