lig tv izle
justin tv

Alteramerica

Blog en Monografias.com

 

Construcción de la identidad y la integración latinoamericana y caribeña: una visión desde factor comunicacional.

El presente escrito presenta una breve reflexión sobre las posibilidades de avanzar en la

creación de la identidad latinoamericana y caribeña, así como en la profundización de la
integración cultural, desde grupos y movimientos de avanzada. Ello pasa, entre
otras cosas, por conocer intensamente los modos de generación, difusión y
socialización de contenidos culturales (imágenes y representaciones sociales), en
el marco de procesos de horizontalidad democrática y simetría en el flujo de
información y conocimiento.

Lo anterior supone que la
búsqueda (o más bien, la creación) de la llamada identidad latinoamericana y
caribeña es un proceso complejo, en el cual se confrontan memorias ancestrales
indígenas y afroamericanas con el pensamiento secular del mundo moderno, y
formas culturales específicas (locales), con los avasallantes procesos de
mundialización. De la misma forma, la integración regional implica un devenir
multidimensional (cultural, social, económico, político), construido desde un
piso internacional auténticamente democrático y que propicie inexorablemente la
inclusión y el protagonismo de todos los grupos humanos de la región.

Ahora bien, esa construcción
colectiva de la identidad y la integración latinoamericana-caribeña, está
inmersa en la lucha por la reconfiguración o la apertura de espacios de poder.
Se asocia, en un enfoque comunicacional, con la generación, distribución e intercambio de símbolos, imágenes y
representaciones, y con el grado de apropiación (socialización) de ellos por
parte de los colectivos sociales. Este grado de apropiación es dinámico,
interactivo, e implica en última instancia la aquiescencia (por efecto de la
manipulación o por propia razón y convicción) de las personas involucradas.

Por ejemplo, los grandes grupos
de control de la difusión masiva (AmericaOnline, Microsoft,
Viacom, Time Warner, ATT/Liberty Media, Sony,
Disney, News Corporation, y Seagram y Bertelsman), amparados por su capital
transnacional, generan y distribuyen en todo el mundo mensajes favorables a sus
intereses, desde su propia cultura matriz. Tienen el poder de bombardear una y
otra vez con una información, a todos los lugares, llegando a alterar los
hechos para su particular beneficio. Predominan
en el mercado global, escribiendo, filmando y generando el sonido que y las opiniones
que sus élites quieren, y difundiéndolos a todas partes. Esto se hace de modos
tan sutiles, pero contundentes, que los espectadores llegan a estar convencidos
de que son ellos quienes han elaborado sus propias conclusiones. De esta
manera, intentan uniformar los valores, los esquemas de pensamiento y las
conductas en todo el mundo, en función de los llamados intereses del mercado.
De alguna manera, difunden una realidad globalizada, que marca las pautas de lo
“éticamente y políticamente correcto”, empleando para ello sus poderosos canales
(televisión, cine, prensa, radio, y aún Internet).

Así, es clara la gran asimetría
que existe en el flujo comunicacional. La generación y difusión masivas de los
contenidos culturales, por parte de pocos y aventajados sujetos, es casi
aplastante. No obstante, aún no llegan a
cubrir el proceso total de la comunicación. Falta aún la apropiación de
tales mensajes por parte de los vastos conglomerados humanos de todo el mundo.
Para que los mensajes tengan el efecto deseado, deben pasar por el tamiz de las
resistencias culturales específicas. No se imponen mecánicamente, sino que se
integran orgánicamente a las culturas particulares, o son rechazados por estas.
Una u otra acción depende de tres factores: a) la fortaleza cultural de una
comunidad (la posibilidad de sentir, valorar y definir colectivamente rasgos
comunes), b) la posibilidad, desde esa cultura, de generar espacios,
herramientas e instrumentos de generación, difusión, intercambio y
socialización al interior y al exterior de esa comunidad, y c) la posibilidad
de asimilar (o no) los contenidos culturales que llegan de otras latitudes. En
esa “aura” cultural es donde ocurren verdaderas batallas de
ideologización/desideologización.

Es decir, la posibilidad de
intercambiar críticamente contenidos culturales entre comunidades es un factor
vital para el fortalecimiento de la identidad cultural y para la integración
horizontal, simétrica, así como para crear un “cinturón protector” ante la
avalancha de mensajes de las grandes corporaciones. De aquí la necesidad de proseguir en la
búsqueda de nuevas pautas comunicacionales para instaurar formas de democracia
comunicacional, donde se afianzarán las formas de resistencia cultural y se asentarán
las nuevas imágenes de la sociedad que queremos.

La construcción significa hacerse
presente en la creación, difusión, intercambio y validación de la realidad. Si
bien todos creamos la realidad en lo cotidiano, los propietarios de los medios
tienen el poder de difundirla a todas partes. Así que, desde América Latina y
el Caribe, no sólo hay que crearla, sino difundirla por todos los medios
posibles. Y no es sólo difundirla, sino validarla, es decir, identificarnos con
ella con todo nuestro ser y nuestra identidad; y, yendo aún más allá, se trata
de dialogar entre culturas fortalecidas, en búsqueda de la creación colectiva
de un porvenir mejor y mayor para todos.

El poder alternativo (que va
emergiendo desde los colectivos que buscan formas plenas y dignas de vida, para
todos) tiene la opción de generar, difundir y socializar sus propias imágenes y
representaciones. Para ello, ha de implementar formas y medios de aumentar progresivamente
su área de influencia. Lo alternativo no sólo supone erigir un proyecto, sino
enfrentarse a otra concepción de la comunicación y del poder que la dominante,
y de elaborar y compartir signos que permitan vehicular la relación entre
comunidades y formas culturales específicas. Ello pasa por considerar, más allá
de la favorable creación de medios alternativos, la comunicación como servicio público, lo que
conlleva un papel relevante del estado en este proceso.

Los estados, desde los
planteamientos anteriores, pueden plantearse proyectos comunicacionales
regionales (Telesur, por ejemplo), con líneas de acción como las siguientes:

  1. El fomento y la protección de la creación
    artística, científica e intelectual en todas sus dimensiones, aspecto que
    ya se ha empezado a favorecer mediante la diversidad de posibilidades que
    ofrecen los medios alternativos y el afianzamiento de los grupos
    culturales, pero aún tiene mucho camino por recorrer.
  2. La creación y sostenimiento de vínculos orgánicos (medios,
    canales) entre los diversos actores que propenden al cambio. Se trata, en
    otras palabras, de seguir materializando la horizontalidad, la
    convivencia, en prácticas y organizaciones flexibles, dialógicas que den
    soporte a nuevas formas de desenvolvimiento de la vida cotidiana. Ello
    pasa por una evaluación exhaustiva de la dinámica de las actuales
    estructuras, pero que requieren aún de mayores grados de transparencia, articulación
    y consistencia.
  3. Un tercer aspecto tiene que ver con la sana
    vigilancia activa (que se inicia con la vigilancia hacia uno mismo), del entorno,
    de estas organizaciones cargadas de futuro, para mantener la línea
    principista, la utopía creadora, el ensayo permanente de diversas formas
    de vida. Esta vigilancia activa
    permitirá mantener los ideales, y no asumir prácticas (verticales,
    excluyentes) que se le achacan a quienes defienden modos de vida
    contrarios.

Autor: Julio C. Valdez

    Compartir este post en:
  • Facebook
  • Twitter
  • menéame
  • Delicious
  • Technorati
  • Digg
Sin categoría

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda