Alteramerica

Blog en Monografias.com

 

CEPAP: REDES EDUCATIVAS EN MOVIMIENTO

 

El Centro de Experimentación para el Aprendizaje Permanente (CEPAP), en el cual habitamos, es un ser con historia propia, nunca acabado, un fluir constante, una construcción continua. Se trata de un espacio que hemos mantenido con esfuerzo, para brindar un soporte organizacional, un modo plural de asumir y validar  experiencias, una dinámica de construcción curricular personalizada, así como el establecimiento de vínculos entre personas (equipos o comunidades de aprendizaje), y entre las organizaciones sociales y la academia. En el CEPAP, no existen programas de formación preelaborados, sino múltiples caminos de construcción de aprendizajes que se van construyendo desde las praxis específicas, mediante el método de  proyectos.

 

El CEPAP es formalmente un programa adscrito a la Universidad Nacional Experimental Simón Rodríguez (UNESR), de Venezuela; otorga título de licenciatura en educación y certificados de aprobación de cursos. Pero, a la vez, es un espacio preservado a fuerza de conquistas y resistencia, que mantiene un legado vivo de innovación y experimentalidad en lo socioeducativo. Como ámbito universitario, responde ante normas preestablecidas, y ante una estructura administrativa altamente centralizada. Como espacio abierto, en el CEPAP asumimos un proceso de creación y transformación permanentes, con brazos vinculantes en todas direcciones. Esta doble naturaleza, con la que convivimos, a veces presenta armonías y otras incongruencias.

 

No obstante, el CEPAP, en sus casi treinta años de existencia, ha tenido altas y bajas. En ocasiones, ha refulgido como protagonista de ensayos innovativos, con una relevante producción escrita sobre sus procesos. En otras, parece tender a convertirse en un mero dispensador de títulos y de certificados. Sin embargo, su historia de resistencia activa termina situándole de cara a una realidad social que le reta y le conmueve. Y, en los últimos años, hemos emprendido un proceso de reflexión profunda sobre el ser y el hacer del Centro. Y esta reflexión sigue requiriendo de la participación activa de todas las personas vinculadas a nuestro quehacer. Se pretende que, entre todos, reconstruyamos la historia del CEPAP,  sus fundamentos,  sus estrategias de gestión y de formación, sus prioridades, desde las complejas realidades actuales de la sociedad venezolana, latinoamericana y mundial. Estamos dispuestos a asumir que este proceso puede conllevar dinámicas de resignificaciones, de reajustes, de recomposición y reorganización, tendentes a dar mayor consistencia a nuestro afianzamiento como alternativa educativa pertinente. Por otra parte, queremos construir con los miembros de la comunidad cepapiana, y con otros autores-actores sociales, propuestas para potenciar formas de comunicación y articulación entre todas las instancias de la comunidad,  y entre el Centro y otras organizaciones e instituciones que desarrollen procesos compatibles con el nuestro. Hablamos de redes vitales, en articulación constante, siempre en movimiento.

 

Entendemos el CEPAP como una propuesta socioformativa, a la vez académica y no convencional, que enfatiza la innovación y la experimentación en procesos a escala humana, lejos de la masificación a ultranza y de lo impersonal. Se trabaja en equipos pequeños (entre 8 y 12 personas). Hemos de seguir reivindicando el encuentro cara a cara, la expresión personal y la construcción constante del colectivo. Sin embargo, es necesario romper cierta tendencia de los equipos de encerrarse en sí mismos, en sus procesos internos, soslayando la visión global de la institución. Intentamos asumirnos como una gran comunidad de aprendizaje, incluyendo todas las personas que transitamos por el CEPAP, con diversos roles (participantes o estudiantes, administrativos, técnicos, facilitadores, directivos). Es necesario entonces asumir la participación plena de todos en los procesos vitales del Centro.

 

Por otra parte, se trata de optimizar la transformación de la experiencia en conocimiento, y del conocimiento en experiencia. Hablamos de una dialéctica virtuosa que imbrica la relación teoría-práctica. El CEPAP trabaja diariamente en la construcción, sustento y validación de ensayos (estructuras dinámicas a escala humana, construidas colectivamente, de carácter andragógico y autogestionario),  y de proyectos (acciones sistemáticas en pos de fines socialmente convenidos, que incluyen: autobiografía, perfiles, proyecto, sistematización), que impliquen el aprendizaje interpersonal permanente. La socialización de estas experiencias-conocimientos implica, por una parte, su verbalización y formalización de acuerdo con claves y códigos académicos, y, por otra parte, implican la creación de una cada vez más creciente red socioeducativa para el diálogo de saberes.   

 

El horizonte a construir refiere la necesaria transformación de la educación, para acompañar los cambios de la sociedad. Para ello, hemos de fortalecer nuestra propuesta alternativa en educación superior. Tal propuesta está centrada en dos vertientes: a) el abordaje vivencial de sistemas curriculares (así en plural), abiertos, flexibles,  que integran lo personal y lo social, y que imbrican la práctica y la teoría, y b) El estudio en torno a ese abordaje y su correspondiente socialización.   

 

El CEPAP, en resumen, ha de asumir diversos compromisos, si pretende seguir siendo protagonista en procesos de formación, investigación y reflexión crítica, en el orden nacional e internacional. Se compromete consigo mismo, redefiniéndose continuamente ante las nuevas realidades latinoamericanas y mundiales; reorganizándose para hacer su trabajo de la manera más saludable posible, para todos. Se compromete con la Universidad Simón Rodríguez, compartiendo con otras dependencias saberes construidos en sus treinta años de existencia, avanzando  colectivamente en la construcción de un sentir crítico que coloque la institución a la vanguardia de la transformación nacional. Tiene compromiso con la educación superior, mostrando sistemáticamente, desde la práctica,  innovaciones en los procesos formativos y de gestión pública. Y finalmente, y aún de mayor importancia, tiene el compromiso ante el pueblo venezolano, de cara al desarrollo de propuestas para mejorar y transformar el aprendizaje cotidiano, para fortalecer el sentido organizativo, hacia la construcción política del país que todos queremos. Todos estamos invitados a trabajar en este sentido.

 

Julio C. Valdez

________

El autor es actualmente el Director del CEPAP

Conocimiento desde la educacion

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.

Comentarios

Una respuesta a “CEPAP: REDES EDUCATIVAS EN MOVIMIENTO”

Trackbacks

  1. CEPAP: REDES EDUCATIVAS EN MOVIMIENTO


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom